Junto a las milenarias piedras de la “Muralla del Rincón de Pepe” en Murcia, se dieron cita, los duendes del cante y baile flamenco. Antología del arte con ondas sonoras arrancadas a las cuerdas de la guitarra de Oscar Gallardo, y el cajón del también maestro, Miguel Ángel Orengo.

Mas de un centenar de personas fueron testigos con los pelos erizados, de la magia que se produjo a tres metros bajo el suelo de Murcia. La noche izó su bandera, con el chasquido de dedos, que a modo de comienzo, dio el maestro Sebastian Contreras, que con su “cante jondo” de ojos entornados, nos cantó pequeñas historias con los “quejidos del alma”.

La dulce y suave voz de la cantaora Irene Carrión, dejó genuflexos hasta los guijarros de las robustas paredes, de la medieval ciudad y que nos cantaba al oído a cada uno de los privilegiados presentes.

Las vetustas piedras, fueron tapizadas, por una bellísima colección de coloristas pinturas, de la artista,Inmaculada Escudero, que dio al espacio, una artística y luminosa expresión.

Los aires de los volantes de su colorida falda flamenca, inundaron de genuino arte, el espacio tablao, con sinuosos movimientos, que fluían, uno tras otro con una belleza en cada giro, imposible de repetir, que con gran maestría, Rocio Sempére  ejecuto y sentencio.

El azar, la suerte o una conjunción astral de ambas, hizo que estuvieran presentes un maestro escritor y poeta como, Juan Tomás Frutos, para contar con ritmo lo que allí ocurrió, también el escritor, periodista y contador de historias como, Antonio Botías, que tomó buena nota del ambiente, quedando extasiado de la Belleza que ante él se postraba.

Las tablas, los zapatos, los brazo, el chaleco ajustado, las luces contrapicadas, el duende…. El maestro está ya pisando la madera noble, que con su sonido interpretara, el arte de su taconeo, los duendes ya están aquí, y mi novia junto a mi, se ruboriza ante tanta genialidad en ocho metros cuadrados. El hechizo durante ese tiempo, nos detuvo el reloj, y sus manecillas también llevaban el compás, con el Maestro, Daniel Valera, iba marcando.

Como dice mi gran amigo y flamenco enamorado Pepe Carillo, ” Si los duendes hechizados se dan la cita al mismo tiempo, la magia te inunda y no te suelta”

Tuve el privilegio de estar allí, con mi maquina contadora de historias, que también fue poseída por el hechizo que sobre todos recaló.

Las fotos de abajo, no las hice yo….fue el duende que se apoderó de mi Canon. ” Me deje llevar por la corriente”

Diego Rosique

_MG_9132

_MG_9045

_MG_9048

_MG_9035IMG_8999

_MG_9150

_MG_9081

_MG_9095

_MG_9131

_MG_9112

_MG_9147

IMG_8900

IMG_8917

IMG_8963

IMG_9005

IMG_9052

IMG_9021

IMG_9074

IMG_8905

IMG_9171

IMG_9194

IMG_9051

IMG_9024

 

IMG_9196

IMG_9076

IMG_9191

 

IMG_8983

IMG_9055

IMG_9169

IMG_9208

IMG_8972

IMG_8891

IMG_9252

IMG_9238

IMG_9228

IMG_9233

_MG_9138

IMG_9262

IMG_9272

Espero que te haya gustado las fotos, si así es, compártelo en tus redes sociales